sábado, 30 de marzo de 2013

LA GASOLINA



Señor, otra vez con el tiempo justo. A ver donde están las llaves, porras, que jaleo, un día de estos tengo que ordenar el bolso pero si no me da tiempo de nada con el trabajo la casa los niños, ay, menos mal, aquí, ya veía que llegaba tarde, gasolina regular pero creo que llego, vamos arranca  jolines, ¡Uf! Por fin en la carretera. Uuufff.

Respira Lola vamos cálmate estás atacada, como me relaja conducir que gusto librarse de todos ellos, en la gloria, claro que mejor después del tema, este Daniel es un artista aunque tengo que tener cuidado, ahora ese camión ¡Venga hombre, que es para hoy! Mierda frita, siempre me tienen que llenar el coche de gravilla me van a romper el cristal, tengo que revisar el seguro cualquiera sabe que pone.  A ver la radio que me distraiga.

No pillo canal cosa rara, mejor lo dejo no sea que me pegue una piña, ahora el niñato del motorista, Daniel también es un niñato en el fondo pero que culo tiene el condenado, ahora que para mí que Paco se está mosqueando, las clases de pádel que buena excusa  pero dijo que se iba a apuntar él también, mañana por la tarde me voy a creer yo eso, con lo flojo que es. ¡Ay! Otra vez las cervicales. Uff. Tengo que llamar al fisio aunque total para lo que sirve, a los cuatro días estás igual, ese sí que es un salido como jadea el condenado con los masajes, habrá que verlo con las quinceañeras, que asco me da.  Semáforo rojo como no, vaya gafe, a ver esta radio.

Que si quieres arroz vaya trasto si da igual pero es que me relaja así no pienso porque ¿qué hago con Daniel? ¿Lo diría en serio? Porque a mí Paco me tiene muy harta la verdad, siempre las mismas historias, pero los chicos, bueno pero ya son grandes y todo el mundo se separa, tampoco vamos a inventar nada, pero de que vivimos, mi sueldo no da para grandes historias y el suyo ya ves, jolín ahora el piloto de la gasolina, bueno pero en reserva llego de sobra es lo que tiene este coche, ahora que entonces se me acabaron los buenos coches aunque me lleve este digo luego y los trajes y la buena vida aunque me quede con la casa y los chicos que en fin. No sé yo si Daniel y los chicos juntos un poco raro lo veo.

Las gasolineras  a ver que siempre se me pasan, me voy a concentrar, estoy concentrada, estoy concentrada, una leche voy a estar si es que siempre es lo mismo, hasta que no me aclaro ando colgada y luego, hala, ahí había una ¡Ay Dios ya me pasé! Y que él cobra una miseria y como me pago yo el botox, jolín donde está la siguiente ahora estará lejos, y si no me pongo se me descuelga la cara y Daniel sale corriendo, si es que son doce años mas que puñetas y tres partos como no se va a notar.

Y que hago yo luego.

Jo, ahora esto pita y si no llego aquí en mitad de la autopista a mí me da algo y si rezo pero que cínica si solo voy a misa para las bodas, pero que hago si no, donde está el móvil tengo que llamar a Paco, no a Daniel, y que vaya practicando pero si este nunca lo coge, vamos Daniel cógelo, vamos cielo. Venga Dani cógelo.

 No lo coge estará en clase y que sabe él si es un crío, tengo que cuidarlo yo a él, como me voy a fiar. Señor por Dios, Virgen María, prometo portarme bien, que no me quede aquí tirada, adúltera, sí, pero buena gente. Padre-nuestro-que-estás-en-los-cielos-santificado-sea-tu-nombre que más, padrenuestro, esto está dando tirones, hay madre, padrenuestro como era no me acuerdo, estoy toda empapada de sudor, Virgen María compréndeme si es que tiene un cuerpo y unas manos y un, ay no sacrilegio seguro decir eso a la, y que calor, y como voy a ir a trabajar así, pero si de todas formas me voy a quedar tirada, por favor Paco cógelo por favor por favor.

- ¡Paco!  Ay Paco, que alivio oírte, ay Dios. Oye, que tienes que venir a recogerme, es que me he quedado sin gasolina, no sabes que mal rato he pasado. En el cruce de la Venta del Cholas. Vale, no me riñas, ven, sí, claro que tiene que ser ahora. Sí, ya lo sé que soy un desastre pero es que no doy abasto, que te crees.

- ¿Cómo una reunión?  ¡Si es que ya llego tarde! Pero Paco por favor llámalos, si ellos te esperan.  Si tú eres el jefe, que se aguanten que para eso cobran. Es que fíjate la hora que es, y que me tienen enfilada, que dicen que quieren echar gente a la calle, Paco, no me puedo esperar, que me la juego. Si no estoy llorando pero Paco, por favor ven, que no quiero perder el trabajo, si es que ya es lo que me faltaba. Que no me lo puedo permitir.

- ¿Que sí que puedo? ¿Cómo que sí que puedo? Bueno, vale, pues a lo mejor puedo, pero no me da la gana. Vale, sí, ya me calmo. Si no estoy nerviosa, bueno un poco sólo. Que sí, que ya me tranquilizo.  Me aparco en el arcén y te espero, no tardes por favor.

Y ahora lo llamo, si es que soy una cerda, encima que lo pongo los cuernos, ay pero que alivio que venga, pero si es que ya apenas lo hacemos y siempre llega a las tantas y quién se cree que soy, pero si fuera, si llegara, si es que a mí en el fondo Paco me gusta muchísimo más, mucho más hombre aunque el culillo de Daniel  ¿Y este imbécil por qué me pita? Lloro porque me sale de las narices ¡Anda y que te den!  Todos los tíos son iguales pero si Paco quisiera a lo mejor podríamos  ¿qué hora es ya?  Ay, Dios mío llego tarde seguro, a lo mejor podríamos, un viaje quizás, y este ¿a santo de qué me llama ahora? ¡A buenas horas, Daniel! Bueno claro,  habrá visto mi llamada, pero ya llega tarde, ya me está llamando muy tarde, ya no me vale, no lo voy a coger, ya no me vale, amor, ya no me vale.


Vera, 9 de Octubre de 2012

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si queréis comentar algo, éste es el sitio.